Buscar
  • Romina Gayá

Acuerdo para evitar la doble imposición con Brasil: ¿Por qué es importante para exportar servicios?


El Congreso argentino aprobó esta semana la reforma del acuerdo para evitar la doble tributación con Brasil, lo cual constituye un paso fundamental para facilitar las exportaciones de servicios a ese país.

Argentina tiene ventajas comparativas en muchos servicios basados en el conocimiento (SBC) y Brasil es un importador neto de estos servicios. Sin embargo, a diferencia de lo que sucede con los bienes o servicios tradicionales como turismo y transporte, las exportaciones argentinas de SBC a Brasil son prácticamente nulas pues en ese mercado existen importantes barreras que obstaculizan el ingreso de los proveedores extranjeros y los sitúan en desventaja respecto de los brasileños.

En particular, la principal dificultad en la actualidad es la elevada carga tributaria que afecta a quienes prestan servicios desde Argentina a Brasil por vía remota: las retenciones por parte del fisco brasileño pueden llegar hasta 48% del valor facturado (incluyendo tributos nacionales, estaduales y municipales[1]), a lo cual deben sumarse los impuestos abonados en Argentina. Por consiguiente, los niveles de rentabilidad de las empresas argentinas en ese mercado son muy bajos y en muchos casos les resulta imposible competir en el mercado brasileño en esas condiciones. En efecto, Brasil importa SBC por aproximadamente USD 12,5 mil millones de los cuales apenas 1% proviene de Argentina.

Si bien ambos países ya contaban con un acuerdo de doble imposición suscrito en 1980, la forma elegida en ese entonces por Argentina para evitar la doble tributación no permitía descontar los impuestos pagados en Brasil en el caso de la prestación remota (lo cual era poco frecuente pues no había internet), mientras que los proveedores brasileños sí podían hacerlo con las retenciones sufridas en Argentina pues el método escogido era diferente. El nuevo tratado soluciona este inconveniente y habilita a los proveedores argentinos descontar del pago de impuesto a las ganancias entre 10% y 15% de las retenciones en concepto de impuesto a la renta que realiza Brasil.[2]

Aún resta que el acuerdo sea ratificado por el Parlamento brasileño y si esto sucede durante los próximos meses el tratado entrará en vigor en 2019. Sorteado este obstáculo, se espera que los exportadores argentinos puedan aprovechar mejor las enormes oportunidades que ofrece el mercado brasileño.


[1] Impuesto a la Renta Retenido en la Fuente (IRRF), Impuesto sobre Servicios (ISS), Contribución al fondo conjunto del Programa de Integración Social y Programa de Formación del Patrimonio de Servidor Público (PIS/PASEP), Contribución Social para la Financiación de la Seguridad Social (COFINS), Contribuciones de Intervención en el Dominio Económico (CIDE).


[2] El acuerdo no incluye retenciones de otros impuestos realizados en ambos países.

0 vistas

Argentina. 2020. Todos los derechos reservados.

  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon

Creado con wix.com

Suscribirse a la newsletter