Buscar
  • Romina Gayá

¿Por qué exportar servicios?



Recibo muchas consultas de pequeñas y medianas empresas (PYMES) que quieren llevar sus servicios al mundo y necesitan apoyo en este sentido. Por ese motivo, con este artículo inicio una serie de notas sobre internacionalización de PYMES de servicios basados en el conocimiento (SBC), que publicaré durante los próximos meses.


Es común que las empresas se pregunten si se justifica invertir tiempo y dinero en desarrollar una estrategia exportadora, especialmente en contextos de alta volatilidad macroeconómica y regulatoria que desalientan estas iniciativas. La respuesta siempre es sí y hay numerosas razones para hacerlo:


Primero, debemos comprender que el mercado está en el mundo. Argentina representa apenas 0,6% de la población global, su participación en la economía mundial se redujo de 1,3% a 0,7% en las últimas cuatro décadas y seguiría cayendo durante los próximos años. Es decir, si nos focalizamos solo en clientes internos estamos dejando de lado a más de 99% del mercado.


Segundo, la exportación nos permite diversificar riesgos y ganar dinamismo. Insertarse en mercados más grandes, estables y/o con mejores perspectivas de crecimiento resulta especialmente relevante considerando la volatilidad macroeconómica de Argentina. Aquí no solamente cayó el PIB en 10 de los últimos 20 años sino que el desempeño se mantendrá por debajo de la media global. Para el período 2021-2026 el FMI proyecta una expansión anual promedio de 4,0% para la economía mundial, de 2,9% en América Latina y el Caribe y de apenas 2,5% en el caso de Argentina.


Tercero, la exportación genera un círculo virtuoso de competitividad. Por un lado, esto se vincula a la posibilidad de desarrollar nuestros servicios a mayor escala y ganar eficiencia. Por otro lado, exportar implica competir con actores de todo el mundo, incluyendo a los mejores. Es un desafío enorme, pero motiva a desarrollar una oferta diferenciada y competitiva para jugar en las grandes ligas.


Cuarto, debemos considerar que el escenario global actual resulta favorable para la exportación de SBC. Estos sectores se encuentran entre los más dinámicos y con mejores perspectivas para los próximos años, especialmente aquellos vinculados con la transformación digital y que pueden prestarse de manera remota. Esta modalidad de suministro al exterior conlleva menores costos ligados a la internacionalización y menores limitaciones regulatorias, en particular en comparación con otros modos de exportación (por ejemplo, enviar personal y/o establecer filiales en el exterior) y otros sectores donde Argentina también es muy competitiva como la agroindustria.


Finalmente, Argentina tiene algunas ventajas relevantes que pueden ser aprovechadas. Por un lado, se destaca la disponibilidad de capital humano calificado a costos competitivos para insertarse en segmentos de SBC de sofisticación media y media-alta. Por otro lado, el huso horario y la similitud cultural e idiomática (incluyendo uno de los mejores niveles de inglés de América Latina) favorecen la provisión de servicios en todo el continente americano.


¿Qué otras razones te motivan a exportar?


Entradas Recientes

Ver todo